miércoles, 26 de enero de 2011

Sobre las comparaciones WRC-IRC

(Hoy por hoy, el único gran valor del WRC es este señor)

Llevo varios días viendo cómo el Rallye Montecarlo ha levantado los ánimos de los foreros más propensos a las batallas dialécticas en esos foros dejados de la mano de Dios que todos conocemos, y claro, como os podréis imaginar, uno viene de donde viene y no puede evitar entrar al trapo, aunque sea desde este blog.

No se me caen los anillos en reconocer que soy muy parcial. Me encanta el IRC, y me hastía enormemente el actual Mundial de Rallyes, pero no por ello voy a negar que el WRC es el WRC, y por lo tanto está en posición de privilegio en todos los aspectos.

Pero sí es cierto que actualmente el IRC tiene muy poquito que envidiar al Mundial. Posiblemente una sola cosa, llamada Sébastien Loeb. Lo siento, pero a nivel de pilotos, creo que es el único de los del Mundial que actualmente sobresaldría en una comparación con los pilotos del IRC.

No en vano, aunque Ogier y Hirvonen lograron la victoria en el Montecarlo de 2009 y 2010, el Monte siempre es un rally muy especial, y el primero vio cómo todos sus rivales caían uno a uno, mientras el otro se limitó a controlar, sin marcar ni un solo scratch (EDITO: Como bien me comenta un compañero, Hirvonen marcó tres scratches. Siento la confusión, aunque sigue sin parecerme una victoria aplastante). Y de la actuación de Petter Solberg en este 2011 mejor no hablamos…

Y a eso, se suma el nivel mostrado por otros pilotos procedentes del Mundial más reciente en el IRC, como Duval (dos abandonos, en Ypres y en San Remo 2009, tras arrastrarse por los tramos italianos) o Mikkelsen (temporada 2010 prácticamente en blanco a pesar de su Fiesta mantenido por M-Sport), que tampoco destacaron sobremanera.

Pasando a hablar de los coches, para gustos, los colores. Sí, un WRC es mucho más potente, y a los S2000 cuesta arriba, les cuesta. Pero cada vez menos (ni punto de comparación entre un S2000 de 2007 y uno actual), y al llevar menos electrónica, son claramente más espectaculares en asfalto, donde los WRC parecen ir sobre raíles.

También es cierto que en tierra los WRC recuperan su espectacularidad en detrimento de los S2000. Además, el IRC tiene bastantes pruebas de asfalto, por lo que se camufla este defecto de los S2000. Pero en asfalto, creo que no hay color. Y tampoco me importa sacrificar algo de rendimiento a cambio de que sean coches más baratos y accesibles para los pilotos, permitiendo que los pilotos locales den sustos en casa.

Sobre el calendario, le vuelvo a dar ventaja al IRC. Me pone un calendario en el que aparecen nombres como Montecarlo, Tour de Corse, Ypres, Madeira, Barum y San Remo. En cambio el Mundial no sólo ha terminado por tener un calendario totalmente aséptico, sino que además le resta valor a la historia de sus pruebas: es Mil Lagos, no Finlandia; es el RAC de Inglaterra, no el Rally de Gran Bretaña-Gales. Y si se corre en Francia, no se corre en ningún caso en Alsacia…

Es cierto que fuera de las pruebas con solera, el IRC se queda en cuadro (por ejemplo, en Canarias, o en las últimas citas, defecto que se trata de arreglar aplicándoles un mayor coeficiente), pero no es menos cierto que las Listas de Inscritos de rallyes como el de Jordania o Japón son tan lamentables o más, al margen del hecho de alejarse de países con gran tradición.

Hasta allí sólo van los seis coches oficiales/oficiosos, y los gentlemen de los SWRC/PWRC/JWRC, por lo que no me vale que la gente se queje de que el IRC íntegro lo corren sólo cuatro: así ha sido en el Mundial toda la vida, basta recordar cómo se solían descartar los viajes hasta el Safari, Australia, Nueva Zelanda, o incluso Argentina.

Ahora pasemos a la cobertura mediática. He de decir que con la implementación de la denominada “Power stage”, la cobertura televisiva del Mundial debería mejorar, pero aún así está por ver que se pueda ver aquí en España (confiemos en Teledeporte y TV3), y por lo demás, se depende de Motors TV, canal de difícil acceso en nuestro país. En cambio, Eurosport, sin ser un canal en abierto, sí se recibe fácilmente en nuestras casas, lo que ayuda a una mejor y mayor difusión del IRC.

He leído quejas diciendo que la cobertura que se le da al Montecarlo no es la que se le da al resto de pruebas. Sí, es cierto, como también que hasta esta temporada, el Montecarlo solo acumulaba tantas horas de directo como posiblemente todo el Mundial junto… y a eso le sumamos los directos en Ypres, Escocia y Chipre. Además de la cobertura de Madeira a través de la RTP (recordemos las imágenes del fuerte accidente de Magalhaes en 2010, por si alguien se piensa que no sirve de nada).

Eso, por no hablar de las facilidades que ofrece a los espectadores el IRC frente al WRC. En 2009 pude acudir a dos de cada, y no hay punto de comparación. Me basta con que en el IRC no se me trataba como a un posible criminal, como es el caso en Portugal, entre comisarios y GNRs… Además, prefiero que los rallyes IRC estén basados en torno a ciudades pequeñas, lo que minimiza los enlaces y desplazamientos, frente a las kilometradas necesarias en los rallyes del Mundial. Poder verte todo un Barum Rally sólo con transporte público es un lujazo.

Además, ello se acompaña de mayor acceso a las asistencias, más cercanía al público, superespeciales mucho más interesantes (SSS urbanas en Escocia, Madeira o Barum, al igual que el shakedown de Ypres, frente a las SSS “de estadio” y pasando por caja del Mundial), por lo que en este caso, tengo claro quién gana.

No me malinterpretéis, como dije al principio, el Mundial es el Mundial, y tiene los coches que mejor rinden y los rallyes con mayor kilometraje (aunque esto es siempre mejorable), pero por las razones aquí expuestas, me indigna que algunos defiendan a capa y espada que el IRC es “claramente” una competición inferior, “de segunda división”, como dijo Pipo López en As, cuando la realidad es que el WRC tiene mucho que aprender de él.

Por supuesto que el IRC no es más importante que el Mundial, no creo ni siquiera que ése sea su deber, pero desde el momento en el que para muchos se crea una duda razonable sobre cuál de los dos campeonatos es más interesante, creo que es síntoma de que North One y la FIA deben replantearse totalmente si están haciendo las cosas bien, por mucho que Jean Todt haya dado tímidos pasos en ése sentido.

La solución no pasa por cargarse el IRC por lo civil o lo criminal, sino por mejorar el Mundial hasta que no haya duda alguna posible. Porque mientras haya dudas, habrá que seguir atizando al WRC, y el IRC estará cumpliendo su objetivo.

10 comentarios:

  1. El Irc cada vez mas me recuerda al agonizante campeonato de europa en sus mejores epocas...

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, de hecho, le ha robado su sitio en cuanto al campeonato que tratan de hacer los mejores privados de Europa. A ver si logra asentarse ahí.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Cuanta razón llevas!!

    El WRC deberia tomar el ejemplo en la configuración del calendario del IRC(mitad tierra, mitad asfalto) más dos citas de nieve (que esto es una pequeña falta del IRC). Luego deberia copiar el modelo de emplear coches asequibles y a poder ser que compitan en los Nacionales, lo cual facilitaria el acceso a pilotos locales como en los 80; y coches más nerviosos, lo que ganariamos en espectacularidad (de momento parece ser que un paso se ha dado en este sentido, los coches ya no llevan las levas en el volante y al reducir la cilindrada han de ir un poco más altos de vueltas para salir alegremente de las curvas).

    Eso si, dónde pincha estrepitosamente el WRC es en la cobertura televisiva (ya ni hablemos de que esta sea en directo).

    Ferran (feresc13)

    ResponderEliminar
  4. Me imagino que el problema para incluir una prueba de nieve en el IRC es el propio Montecarlo. Lo ideal sería incluir el Arctic Rally, pero una semana de diferencia es demasiado escasa.

    Por lo demás, no alteraría ni una coma a tu mensaje :)

    ResponderEliminar
  5. excellent articles, useful for me. keep writing and happy blogging.

    paxil

    ResponderEliminar
  6. I’ve been into blogging for quite some time and this is definitely a great post.Cheers!

    generic paxil

    ResponderEliminar
  7. Me parece aberrante por parte del autor del blog que para comparar los pilotos del wrc con los del irc se mencione a duval y a solberg, siendo el primero (permitaseme la expresion) un verdadero paquete y el segundo un piloto de segunda linea dentro del actual wrc. La diferencia entre pilotos no es tanta cuando hirvonen, solberg, latvala etc se van al irc como cuando hanninen, sarrazin, bouffier etc se van al wrc. Ninguno de estos ultimos ha destacado (y hablo de destacar, no de ganar ni hacer podio) ni lo hara jamas, cosa que no pasa cuando se trata deñ caso contrario.
    Por otro lado, el papel de Solberg en Montecarlo fue muy bueno hasta la monta equivocada de neumaticos cuando nevo, cosa que salvo a los pilotos que se guiaron -muy sabiamente- por delecour, les paso a todos. Y cualquiera que lleve viendo rallies toda la vida y entienda, sabe que solberg no iba ni al 75%, no hay mas que ver la salvaje conduccion que hace en el wrc, en montecarlo parecia un gatito.
    Comparar Loeb, Latvala, Hirvonen, Ogier etc con los Hanninnen, Bouffier, Vouilloz, Sarrazin... es como la comparacion que hubo en su dia entre Sainz y Puras cuando este gano un rally: de risa

    ResponderEliminar
  8. Añadire, ademas, que para mi gusto mitad tierra mitad asfalto es un grave error, pues los rallys son, por definicion, conduccion en condiciones adversas. Dejemos el asfalto para los circuitos y san remo, tour de corse, cataluña y otro mas para los rallys. El resto tierra, y cuanto mas "chunga" mejor

    La cobertura de tv bien es cierto que la del wrc no es una maravilla, pero el tremendo abuso de las camaras interiores del irc tampoco es de lo mas agradable visualmente...

    ResponderEliminar
  9. Tienes Raqzón Isma... Si bien el WRC esta en declive, aún así no se pueden (imposible) comparar los pilotos del WRC con los de IRC.

    ResponderEliminar